Admitámoslo, el SEO perjudica los textos de todo copywriter. Sé lo que es dedicar varias horas a trabajar en una entrada bonita y elegante, que llame lo suficiente la atención al lector y le arrastre de la  primera línea a la última, para que venga el especialista en SEO y te diga que no servirá de nada, que los motores de búsqueda no van a saber de lo que hablas. Que no ayudará a posicionar. Un fastidio. ¿Son los motores de búsqueda el mayor enemigo de la redacción limpia y no redundante? ¿Debe un redactor creativo web saber SEO o sólo debe hacer bien aquello que mejor sabe hacer: escribir? ¿Debo ser un SEO Copywriter o un Copywriter a secas? ¿Calidad o efectividad?

Redacción de textos para SEO

El SEO es rectitud, orden matemático, normas rígidas. Normalmente, exige repetición de conceptos denominados palabras clave (¡Ojo! Hablo del SEO relacionado con la redacción de textos para web). Si eres redactor creativo y te gusta escribir sabes que uno de los peores errores que se pueden cometer en un texto es la redundancia. A los que escribimos nos gusta usar sinónimos para no repetir, ya que la redundancia, además de un error de estilo, carga el texto, lo hace aburrido y repetitivo.

[Tweet «#SEOCopywriter, en busca del equilibrio #posicionamientoweb #copywriting #SEO»]

Pero si quieres respetar las normas SEO, estás obligado a repetir esos conceptos un número determinado de veces en proporción a la extensión del texto. Por si esto fuera poco, esas palabras deben ir en una posición determinada para que sean efectivas y, para rizar el rizo, debes utilizar epígrafes porque a Google le gustan los epígrafes. Aunque tu texto no los necesite. ¡Aunque a ti no te gusten! ¿Cómo puede gestionar un redactor creativo eso?

Quiero decir. ¿Hay algún punto intermedio en el que el SEO y el copywriter se den la mano y lleguen a un acuerdo? La respuesta es que sí. Tal vez no te guste, pero después de años de profesión tengo claro que si quieres ser un buen redactor creativo en los tiempos que corren, debes ser un buen redactor web y, por este motivo, debes respetar las normas SEO. Lo mejor de todo es que no es nada difícil. Te lo explico.

Cómo ser un buen SEO Copywriter

Cómo ser un buen SEO Copywriter y no morir en el intento 

No todo es el tiempo de cocción, la cantidades de aceite y vino ni el punto de sal, para hacer un buen arroz hacen falta un buenos ingredientes. La calidad de redacción es el arroz y (¡Oh! Sorpresa) nuestro amigo google tiene en cuenta la calidad de la redacción de textos en base a unos valores que no es necesario saber. Simplemente, dale a tus textos calidad y, a la larga, Google lo acabará reconociendo.

Así que el primer consejo es que pactéis con la persona que se encarga de posicionar que no todos vuestros textos tengan que estar pensados para SEO, que os de licencia para escribir sin ataduras cada cierto tiempo. Para el resto de las entradas en las que sí tendréis que fijaros en palabras claves, estructuras y epígrafes os cuento como lo hago yo. Y es bastante sencillo. Al fin y al cabo, primero fue el arroz, luego el resto de ingredientes. Sin uno ni otros no hay plato. Empecemos a cocinar. Ingredientes:

1.- El calendario de contenidos SEO

En primer lugar, pide (o busca) las palabras clave por las que tienes que posicionar según el sector al que este dedicada la web. Haz una lista de las mismas y empieza a planificar el contenido que vas a ir subiendo con un calendario delante. Este es un paso fundamental en el trabajo de todo SEO Copywriter para estructurar el blog corporativo o la página de contenidos profesional en la que trabajas.

2.- Olvídate del SEO

O casi. Uno de los principales problemas de todo redactor creativo es la atadura que supone tener que escribir con los corsés del SEO. La buena noticia es que puedes ponerte a escribir sobre el tema que tienes planeado sin pensar en todo eso. No te ates y sé todo lo creativo que quieras ser. Ponle a tu texto el estilo y la calidad que necesite. No pienses en nada más. Ya habrás trabajado en el calendario de contenidos SEO y seguramente, para tu sorpresa, descubrirás que algunas palabras clave aparecen con naturalidad en el texto. Si no ocurre, tampoco te preocupes. Calidad, calidad y calidad. Piensa sólo en eso. Es la única manera de asegurar un buen arroz.

[Tweet «#SEOCopywriter, en busca del equilibrio #posicionamientoweb #copywriting #SEO»]

3.- Negocia con el texto. Conviértete en SEO Copywiter

Ha llegado el momento de ponerte el traje de SEO Copywriter. De cocinarlo para el señor Google. Coge el texto y modifícalo en función de las normas SEO. Esto quiere decir que coloques por aquí y por allí, en cualquier sitio que se pueda, las palabras clave y sus sinonimos. No fuerces demasiado, que no se perjudique la redacción de textos (Ejemplo: ‘Redacción de textos’ no estaba en la primera versión de esta entrada). Si puedes poner un par de epígrafes por que te cuadren, hazlo. Si ves que ya has puesto suficientemente la palabra clave, usa sinónimos de la misma. El caso es que retoques el arroz para que pueda posicionar. Yo tengo una norma básica que aplico en mis trabajos como SEO Copywriter: «Si crees que estás a punto de pasarte con la introducción de palabras clave, es que ya te has pasado».

No hay más secretos. O al menos yo no los conozco. Ponte el traje de copywriter a secas. Y, después, ponte el de SEO. A mí me da resultados en mi trabajo diario como redactor creativo web. Encabezonarse con dejar de lado el SEO y centrarse en la calidad es tan peligroso como lo contrario. En este caso sí, en el término medio está la virtud. Aunque si queréis, lo seguimos debatiendo en los comentarios.