[wtr-time]

Er Peluka: «Tenemos la mala costumbre de creernos lo que cantamos»

por | Mar 20, 2013

Er Peluka habla como si masticara las palabras y eso es todo -y no poco- de lo que se puede decir también cómo canta. Es el vocalista de Kultura de Bar, un grupo de rock que pisa fuerte y en cuya trayectoria musical cantan a la vida. Pero no de la forma en que Camilo Sesto le canta a los placeres y desazones de alma humana o que Gorgie Dann lo hace sobre las cosas de andar por casa. Kultura de Bar canta de lo que tenemos frente a las narices y que creen que no vemos como ellos. En sus canciones, la mayoría con un marcado acento reivindicativo, casi le piden al mundo que espabile. En el resto, lo condenan. Er Peluka es grande y está lleno de pelo. De ahí su apodo, supongo. Uno de esos tipos de los que intuyes que probablemente necesitan su gran cuerpo para esconder el gran corazón que ocultan bajo un cuidado aspecto de tipos duros. O no.

Pregunta: ¿Te importa que te hable de usted?

Respuesta: ¿Quién me habla? ¿Pero esto no es un medio escrito? Joder, ¡malditas drogas! (risas). Fuera de bromas. Por favor, trátanos con respeto, no nos hables de usted.

Ustedes tienen su estilo, yo tengo el mío. Lo entiende, ¿verdad?

Por supuesto. Me has preguntado si me importa que me hables de usted, yo te contesto que prefiero que no lo hagas, pero aún así lo haces. Entonces, ¿para qué preguntas?

Una vez le hice una entrevista en la Cadena SER, una emisora convencional. Admito que disfruté mucho al encontrarme con un entrevistado que no usaba corsés: hablaba claro y soltaba tacos. ¿Valentía o pose rockera?

(Risas) Recuerdo aquella entrevista. La verdad es que disfrutamos mucho siempre que tenemos el placer de ser entrevistados por gente tan normal como tú. Ese ambiente genera confianza y la confianza, pues ya sabes, da asco. De todas formas eso ya no pasará más, que luego mi padre me echa a los leones cuando ve a su hijo licenciado en Filología usando ese lenguaje tan vulgar (risas).

Si alguien que musicalmente no va más allá de Sabina le dice: “Larga vida al Rock&Roll y al Heavy Metal”, ¿usted qué me dice?

Que Sabina tuvo una época de hacer muy buen rock, así que si te gusta Sabina… ¿qué me dices tú ahora? Pues eso, que larga vida al rocanrol (risas).

¿Y si le digo que mi cultura musical es casi nula y que confío en que esté usted inspirado y que sus respuestas hagan buena mi entrevista?

Pues que estás en la media de los periodistas de este país, hablando de lo que uno no sabe. Menos mal que sé que tú no eres así.

Agradezco el piropo, pero déjeme decirle que el mejor periodista no es el que sabe de lo que habla, si no el que reconoce sus límites cuando habla y no intenta disimularlo. No obstante, eso de hablar sin saber, o parecer en lugar de ser, es un arte que está de moda, no sólo entre periodistas. ¿Cree que tenemos remedio?

Bueno, eso es un reflejo de la sociedad ignorante en la que vivimos. Millones de personas en este país votan a PP y a PSOE, y eso dice mucho de nosotros. Para mal, por supuesto.

10380893_585685218211044_5939645762118559841_nCentrémonos. Están ustedes malditos. Me refiero a los grupos de rock, en general. Salvo excepciones, las discográficas no suelen apoyaros mucho y, sin embargo, cuando le preguntas a la gente si le gusta el Rock&Roll la mayoría dice que sí, al margen de que puedan tener otros estilos favoritos. ¿Por qué cuesta tanto que veamos grandes lanzamientos en este estilo?

Madre de dios… ¿no había una pregunta más sencilla? Pero vamos,  dudo yo que la mayoría contestara que sí. No se debe ir en contra de lo que se canta y el punk… pues no es que tenga un mensaje muy comercial y muy colorido como para hacer una gran apuesta. Tampoco lo ha necesitado nunca y el día que tenga ese apoyo, pues nada, dejará de ser Punk, claro. Otros estilos, dentro del rocanrol sí han tenido ese apoyo y ahí está el problema, se ven “grandes lanzamientos”, pero no “grandes grupos”.

¿No les iría mejor recién afeitados y entonando ñoñas odas al amor?

Pues seguramente, pero entonces no nos entrevistarías tú, sino uno de los 40, y, sinceramente, tú nos caes mejor.

¿Cree que se puede definir a una persona por sus gustos musicales?

Por supuesto que sí, pero no juzgar a nadie, eso no. La música tiene la magia de inspirar algo en las personas. ¿Por qué juzgar a alguien por sus gustos musicales si a este le inspiran cosas que yo soy incapaz de sentir o viceversa? Otra cosa es discutir si musicalmente ciertos estilos son mucho más elaborados que otros, es decir, tienen un carácter compositivo mucho más complejo. Existen multitud de bandas cuya composición es espectacular, intérpretes como Peter Gabriel o bandas como Pink Floyd, pero es normal que haya personas que no se sientan inspiradas por ellos. Luego hay otras bandas que de su simplicidad hacen una virtud, como Ramones o como Porretas, que a mí personalmente me ponen los pelos de punta. Existe buena música y música menos buena. Pero eso es como todo.

¿Han hablado alguna vez con alguna discográfica?

No y nunca lo haremos. ¿Para qué? Creemos en la autogestión y practicamos la autogestión.

No sé si lo de Kultura de Bar es más un homenaje a Linares, ciudad en la que se forma el grupo, o a un estilo de vida más crápula y forjado en barras dónde lo más flojo que se suele servir es una cerveza…

Pues un poco de ambas, la verdad. Originariamente pusimos el nombre como homenaje a nuestra ciudad, ya que una vez, hablando entre nosotros, había salido un estudio donde se afirmaba que Linares era la ciudad de España con más bares por habitantes y, claro, nos resultó impactante. Así surgió el nombre de Kultura de bar para la banda que estábamos formando. Pero también es cierto que los integrantes de esta familia somos un tanto amantes de la barra, de esos ambientes nocturnos en los que se arregla el mundo a base de rock y cerveza, por supuesto.

Sin embargo, su generación, entre otras cosas, corresponde a la ‘Kultura del botellón’. ¿Siguen practicándolo?

Sí, claro, si hace buen tiempo y ese mes aún no hemos cobrado el paro, no nos queda más remedio que acudir a la borrachera barata (risas). Pero normalmente somos gente activa y trabajadora que podemos permitirnos gastarnos un tercio de nuestro fabuloso sueldo en hacerlo en los bares (risas).

¿De verdad las prefieren ‘En Vaso Ancho’?

Sí, de esta forma podemos contar más fácilmente la cantidad de copas que nos hemos bebido (risas).

Pues yo les veo más de los que prefieren perder la cuenta, ¿o no?

Que va, que luego er (sic) Manolo del Elviris (garito rokero de Linares) pilla unos mosqueos de la ostia si no tenemos claras las cuentas (risas).

¿Y de caderas anchas?

¿Estás llamando gordas a nuestras mujeres? Por lo menos a nuestras señoras no les gusta el Alborán (risas).

¿Les han perdonado ya en Linares Baeza?

Más les vale, porque van a tener Kultura de Bar para rato. No, en serio, todo fue un follón que ya se solucionó con los organizadores y estaremos encantados de volver cuando ellos quieran.

11780060_388543548001995_486229788441058223_o

¿Y qué tal su agria polémica con el grupo Reklusos después de que se marcharán sin tocar de su festival al no respetar estos el orden de actuaciones?

Joder, ¿y de los más de 100 conciertos guapos que hemos dado no nos preguntas por ninguno? No contesto, son colegas nuestros ý está todo solucionado, y tú pareces Jorge Javier Vázquez con tanta polémica.

De todos modos, con más de medio centenar de seguidores —y subiendo— acompañándoles a todos sus conciertos, no creo que les haga falta. ¿Supongo que es un lujo contar con tanto apoyo?

Realmente no son cincuenta, son solo seis, pero por alguna sustancia psicotrópica, de esas que la Guardia Civil y otras fuerzas represoras del estado consideran ilegales, les vuelve algo nerviosos y de lo rápido que se mueven parecen más (risas). Ya en serio, nos sentimos muy orgullosos de que gente de Linares, algunos, amigos de toda la vida y otros que hemos hecho en el camino, nos apoyen de esas forma. Es una responsabilidad muy grande pero que aceptamos con mucha alegría. Joder, parezco un futbolista diciendo palabras muy bonitas a su afición (risas). Venga ya hombre, vamos a ser serios, a esa gente les gusta la fiesta y el rocanrol más que a nosotros, ¡y cualquier excusa es buena para liarla!

Creo que son ustedes demasiado francos… perdón, sinceros y claros… quería decir…

¿Cuál es la pregunta?

¿Crees que les hubiera contratado ya una productora si no fueran como moscas cojoneras?

Dependiendo del dinero que generes, así serás de molesto o no. A los productores y a los promotores les importa un pimiento -para que veas que no digo palabrotas (risas)- que principios defienda un grupo, o que este sea muy sincero en un escenario, mientrasgenere lo que debe de generar: mucha pasta.

¿Cuál es su opinión de la piratería en Internet?

Pues bien, que quieres que te diga. Un escaparate para grupos más humildes como nosotros y una forma de hacer que vuelvan al tajo todos esos vividores que sacaron un disco hace 25 años y que no han vuelto a dar un palo al agua. Pero, vamos, esta piratería no es algo gratuito, que bien que se paga el ADSL a la empresa que te lo suministra. ¡Coño -ups, se me ha escapado- que les pidan responsabilidades a ellos!.

He visto discos de Reincidentes por 15 Euros, casi a euro por pista. Grabar un CD no cuesta tanto aunque haya que tener en cuenta todo el trabajo artístico que hay detrás. ¿Cómo lo ve?

Pues que me has tocado la fibra sensible. Por mis Reincidentes, mato, MATO (risas). El precio de ese CD no lo ponen ellos. Evidentemente, es cosa de la discográfica de turno, que sí vive de eso y que, de alguna forma, tiene que recuperar la inversión de la grabación. Todo lo demás de beneficio que se genera es para sus bolsillos, no para el grupo. Yo doy fe de que los Reinci viven de sus directos, que son unos cuantos los que hacen al año y a los cuales asisto siempre que puedo.

Antes Jorge Javier, ahora una famosa frase de la Esteban… Esto tiene que aclararlo o pensaremos que está enganchado a Telecinco…

Vaya hombre, me has pillado. Estos días, por Linares, se puede ver un cartel por las calles anunciando un viaje cultural a Madrid, donde de paso se asiste a un programa de “Sálvame”. Pues la verdad es que ese viaje lo organizo yo. Es mi concepto de viaje cultural: primero al Prado a ver cuadros, y luego a Sálvame a debatir cosas serias (risas).

¿Cree que si un día viviesen sobradamente bien, seguirían teniendo la capacidad de escribir los grandes y profundos temas de reivindicación que hoy escriben?

Sinceramente, no. Tenemos la mala costumbre de creernos lo que cantamos y eso, viviendo en las alturas, no sería posible.

El caso es que desde 2003 están ustedes dando guerra. Supongo que hay mucho que contar desde entonces, pero también supongo que no habrá sido fácil, que no está siendo fácil. ¿Es así?

Joder, pues sí, ha habido momentos duros, sobre todo recientemente, ya que nuestro baterista de toda la vida (er gato) y nuestro bajista de toda la vida (Gerson) se bajaron del carro hace escasos meses, pero cuando decidimos el resto continuar con la película encontramos a gente ilusionada y preparada para que Kultura de Bar siga llevando un buen espectáculo allá donde nos llamen. La verdad que, Piris al bajo y Monty a la batería, nos están cargando de ilusión y así es más fácil superar momentos duros, como ha sido la marcha de dos amigos y fundadores de esto. Por lo demás, esto es una historia que durará mientras dure la amistad y el buen rollo, tanto con los que había antes, como con los que hay ahora. Si no, nada de esto tiene sentido.

1909453_10204039916503040_553013343875823693_o

Merece la pena luchar por los sueños, imagino. ¿Sueñan ustedes con el día en el que el grupo pase de ser algo así como una afición con aspiraciones y se convierta en un verdadero trabajo del que vivir?

No, porque entonces sería frustrante levantarte cada mañana sabiendo que de esto es casi imposible comer. Y más un grupo de Jaén, donde hay pocas oportunidades y malas. Pero, bueno, vamos a ver dónde nos lleva el camino, que falta mucho por andar.

¿Para cuando el tercer disco?

Pues el primero lo grabamos en los estudios de Piris, el que es nuestro bajista en la actualidad. Fue por el 2005, y fueron 8 temas. Un año después grabamos un directo con 10 temas en la Universidad Popular de Jaén. Dos años después grabamos un EP de 4 temas en los estudios Maravilla de Linares y en el 2010 grabamos nuestro primer larga duración. El próximo disco de Kultura de Bar no debería tardar en llegar, sólo falta la financiación del mismo, aunque los temas ya están compuestos en su mayoría. A ver si nos salen bolos este año y podemos grabarlo pronto.

¿Tendrá también temas de desamor o se verán ustedes también demasiado influenciados por los efectos de la crisis?

Pues un poco de todo, aunque es cierto que llevamos mamando crisis unos cuanto añitos ya, así que seguro recogeremos bastante mala follá de la situación actual para plasmarla en el disco.

¿Qué opinión tenéis de la situación actual?

Hay poco que opinar y sí mucho que reivindicar. Esto es una estafa y hay que decirlo bien alto: ESTAFA. Ardo en deseos de que se monte una gorda de una puñetera vez, y que las consecuencias de todo esto no recaigan en los débiles, sino que la crisis la sufra el que la ha creado. ESTAFA

Buen título para un disco de punk reivindicativo, ¿verdad?

Pues sí, de hecho hay una banda con ese nombre, si no me equivoco.

Le han cantado a la SGAE, a los Guardia Civiles… ¿Creo que sólo les faltan los banqueros?

Bueno, los tiros van por otro lado. En el próximo disco va una para la policia nacional, así que ya solo nos faltan los municipales (risas).

Si alguna vez se le ocurre hacer una canción a los periodistas, le prometo que borro la entrevista de la web. ¿Trato hecho?

No hagas promesas que no cumplirás, aunque alguna canción a los lacayos de Intereconomía o 13tv seguro que hacemos.

Antes de irse, seamos clásicos. Déjeme una estrofa de un tema que piensen incluir en su próximo trabajo.

Bueno, esto es una estrofa de una canción que ya está rulando por internet y que hemos presentado como adelanto de lo que será nuestro próximo disco. La canción se llama “Cuando en Linares sonaba rocanrol”, y una estrofa dice:

“A principios de los 90, sonaba rocanrol, con las cintas de 60 vamos para la Estación, en el parque de Almería, Berenjenas o Colón, abre el litro y el maletero y empieza la función. Aún recuerdo cuando en Linares sonaba rocanrol, se fumaba en todos los bares y aspirábamos a algo mejor, y aún recuerdo cuando en Linares sonaba rocanrol y el Elviris todos los días cerraba con el sol.

Ni gobernantes ni concejales sobornaban su bendición, y para el Zumbela, y para el Más Madera, todos al mogollón. Y unos petas en la puerta, y la madera, para el paredón. Eran años mucho mejores, no existía represión”.

Si te gustó, dale un poco de cariño:

Andrés Cardenete

Periodista en PACMA  Licenciado en periodismo. La mayor parte de mi carrera la desempeñé en medios. Ahora trabajo en un departamento de comunicación mientras echo de menos la trinchera. Si buscas un columnista te invito a ponerte en contacto conmigo.

Sígueme:

Artículos relacionados:

Un crimen y otros milagros navideños

Sería la última vez que los seis comensales disfrutasen de su tradicional encuentro navideño. Por obra de un macabro plan, el anfitrión y la anfitriona, la hija, la socia y su marido, y el cocinero -al que sólo se le permitía sentarse a la mesa el 25 de diciembre- no volverían a verse jamás.

La cita anual transcurrió con normalidad hasta la digestión. Como acostumbraban desde hacía diez años, cada uno de los comensales había llevado alguna vianda; una vez las hubieron degustado, se habían sentado alrededor de la chimenea y conversaban animadamente.

Otro cuento de Navidad

La Navidad agriaba su carácter. Las emociones que propiciaban tal circunstancia eran tan antiguas como la consciencia que tenía de sí mismo. Aunque los motivos eran evidentes para los que conocían su biografía, él no entendía cómo los demás no compartían su desprecio por los abetos coronados por estrellas o los muestrarios de belenes. La Navidad lo encerraba en su coraza y le convertía en una persona silenciosa.  Su pareja había aprendido a comprenderlo con los años. A volverse también silenciosa en Navidad. Tal sacrificio la llevó a cantar villancicos lejos de él.

Historia de un relato de verano

Descubrió que podía escribir. Aunque confundiera las uves con las bes o las ubes con las ves, o no tildara bien las palábras, sólo necesitaba un lápiz y un papel para poder escribir. Y así hizo. Al poco de empezar también descubrió que escribir le hacía sentirse como una diosa. Con unos trazos sobre el papel podía crear. Crear vidas simples y complejas. Crear historias de misterio. Crear personas que fueran héroes o villanos. Y también podía destruir vidas, misterios y personas con una sola frase. Escribir le hacía poderosa.